La pandemia global del coronavirus COVID-19 y el confinamiento al que nos hemos visto sometidos ha supuesto un duro golpe para los comercios tradicionales, que no han podido abrir sus puertas durante semanas, con el consiguiente impacto económico en sus negocios. En esos momentos de estado de alarma, mientras unos veían sus productos languidecer en las estanterías, aquellos que disponían de un sistema de ecommerce continuaban con su actividad y, en muchos casos, aumentaban sus cifras de venta.

Muchos pequeños y no tan pequeños comercios se dieron cuenta de que el hecho de no tener un ecommerce funcionando les prejudicaba mucho, ya que esas ventas online podían suponer la diferencia entre mantenerse o tener que cerrar sus tiendas.

Y es que durante estos días, las compras online de los españoles se han multiplicado hasta niveles nunca vistos antes y muchas personas que nunca habían comprado así, han probado por primera vez y repetirán en el futuro. Según un estudio de AIMC:

  • EL 60,6% de los españoles ha hecho alguna compra online durante este período.
  • El 31,9% declara “haber comprado más o mucho más que antes”.
  • Más de 380.000 personas han realizado su primera compra online.
  • Se ha registrado una subida de compradores en todos los segmentos de edad, desde los más jóvenes hasta los más mayores.

El comercio electrónico puede salvar tu negocio

Ahora, aunque se han relajado las medidas de confinamiento, la famosa “nueva normalidad” no va a devolver al mundo al momento en que estaba antes. Las medidas de distanciamiento social y limitaciones de aforo, unido a la crisis económica que nos espera y a las reticencias que van a tener muchos compradores para volver a tiendas físicas, nos indican que el consumo ha cambiado y tenemos que adaptarnos si queremos sobrevivir.

Si no tenías un comercio electrónico antes de la pandemia, ahora ya no tienes ninguna excusa para no contar con esta herramienta. La digitalización no puede esperar, será ahora o nunca.

Ventajas del ecommerce

Además de las que ya hemos mencionado, el comercio electrónico ofrece múltiples ventajas para los vendedores:

  • Amplía el público al que puedes vender tus productos, ya que no está limitado a una ubicación.
  • Te permite estar abierto 24 horas los 365 días del año. En Internet no hay horarios ni festivos.
  • Se pueden ofrecer muchos más productos al no estar limitados al espacio físico de la tienda.
  • Permite reducir costes.
  • Ofrece total seguridad e higiene a los clientes, que compran desde su casa.
  • Una tienda online no tiene colas, ni cita previa, ni limitación de aforo, ni ninguna otra restricción que pueda desanimar a los compradores.
  • Al tener tu propia tienda online te ahorras las altas comisiones de marketplaces como Amazon, AliExpress, Etsy, eBay, Carrefour…
  • Con los datos recogidos en tu tienda virtual obtendrás valiosa información de los hábitos de compra de tus usuarios y podrás adaptar tus ventas.

Tu propio ecommerce profesional en 5 días

No es necesario lanzar un ecommerce complejo y sofisticado si es la primera vez que vamos a ofrecer venta online. Se puede arrancar perfectamente con una tienda sencilla, pero efectiva, para comenzar a generar ingresos lo antes posible. Más tarde siempre se podría ampliar para introducir recomendaciones, descuentos personalizados, etc.

Este ecommerce seguirá siendo una tienda profesional y personalizada, no una versión “casera” sacada de una plantilla que no se ajusta a las necesidades de nuestro negocio y no cuida la imagen que queremos ofrecer de nuestra marca.

Lo mismo ocurre con los pagos. Las tiendas online permiten una gran variedad de métodos de pago y no es complicado implementarlos. Se pueden aceptan cobros por Paypal – que también admite pago con tarjeta –, por Bizum… mientras se implementa una pasarela de pago con un banco, por ejemplo. También se puede ofrecer sólo pago contrarrembolso o la opción de pagar y recoger en tienda, el “click&collect”, que, además, ahorra los costes de envío.

Si tienes un comercio de proximidad y quieres empezar vendiendo sólo en tu área, tendrás la ventaja de que los costes de envío locales son reducidos, por lo que podrás ofrecer un precio muy competitivo a tus clientes o incluso recurrir a empresas de riders como Deliveroo o Glovo para entregas inmediatas.

Si tienes claro que necesitas una tienda online YA, contacta con nosotros y nos pondremos manos a la obra. Si sabes qué productos quieres vender, tu ecommerce profesional podrá estar listo en tan sólo 5 días.

Servicio completo

Si lo necesitas, también podemos ofrecerte nuestros servicios de logística y almacenaje en nuestros 4.000 m2 de almacén. Realizamos picking y packing y entregamos tus pedidos en 24/48 horas al mejor precio, gracias a nuestros acuerdos como agente comercial preferente de Correos.

Convierte esta crisis en una oportunidad para reinventar tu negocio.