Tomar la decisión de renovar la página web de una empresa puede prolongarse en el tiempo. Cuesta acometerla, aun siendo conscientes de que retrasarlo perjudique nuestros resultados. Ya estrenada la nueva década, parece un momento propicio para ello, y más si tenemos en cuenta las tendencias de transformación digital que van a marcar el mercado en 2020.

Razones para renovar tu web: cuándo y por qué

Según datos del Estudio anual E-Commerce 2019 de IAB, hoy en día 7 de cada 10 internautas compran por Internet. Esto supone cerca de 20,3 millones de españoles de entre 16 y 65 años. Este crecimiento de los consumidores lleva aumentando desde el 2014, donde ya el 44% admitía comprar por Internet. En 2019 hemos llegado a un 71% de usuarios que usan Internet como canal de compra. Con datos así, una web desactualizada hace que se pierda un potencial de conversión que aumenta cada año. ¿Qué factores nos indican que es preciso renovar nuestro escaparate digital?

1. No se adapta a todos los dispositivos.

Que una web sea responsive (adaptada a todos los dispositivos) es una de las claves para retener el tráfico que hacemos llegar ella gracias a nuestra estrategia digital. La encuesta anual Navegantes en la red de la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC) establece que la principal actividad online se realiza con el teléfono. El 92,1% de los usuarios accede mediante el móvil, frente a un 77,5% que lo hace con el ordenador portátil, un 67,4% desde el de sobremesa, un 58,2% desde la tablet y un 33,3% que emplea el televisor. Si bien hace años el ordenador era el rey de la navegación, hoy en día es el móvil el dispositivo que usan los españoles para realizar sus compras y navegar. Si una web está adaptada a mobile conseguirá convertir más fácilmente.

2. Velocidad de carga lenta.

Según el test realizado por Google a 900.000 sitios móviles a nivel global, el tiempo promedio que una web tarda en cargar completamente en un móvil es de 22 segundos. Este estudio determina también que el 53% de los usuarios abandona un sitio web que tarda más de tres segundos.

  • ¿Quieres comprobar la velocidad de carga de tu web? Con esta herramienta de Google podrás hacerlo al momento. Si tu web saca mala nota, es el momento de llamarnos.

3. No se adapta a las nuevas necesidades del negocio.

Durante los últimos veinte años quienes no han planificado su digitalización han ido muriendo poco a poco. No solo hay que contar con una estrategia que redirija tráfico cualificado (planificación en redes sociales, acciones de emailing…), es fundamental mostrar las novedades y logros de la empresa:  nuevas líneas de negocio, casos de éxito y actualizar con contenidos apropiados. Todo lo que nuestro target desee saber debe estar en la web.

4. El diseño está anticuado.

Según un estudio realizado por Microsoft, la atención media de los usuarios digitales ronda los 8 segundos. Además, el diario The Guardian subraya que por cada segundo extra que tarda una página en cargar, la tasa de rebote aumenta un 11%. Si en ese tiempo no se puede convencer a un usuario de que la página web en la que está merece la pena, se habrá perdido a un posible cliente. Un diseño actualizado, user friendly y llamativo es imprescindible.  

5. La web no está bien posicionada.

En el mundo digital se está a merced de “San Google” y su capacidad para querer y mimar una página web… o despreciarla. El algoritmo de posicionamiento cambia unas 500 veces al año. Por ello es necesario que el posicionamiento SEO esté actualizado y al día de las tendencias que van surgiendo.

Si quieres más ideas para tu página web y tu campañas, puedes pinchar aquí.

Año nuevo, web nueva

Si la página web se ve afectada por alguno de los factores mencionados anteriormente, su efectividad se verá reducida drásticamente, aun teniendo otros componentes que deban mantenerse. Por ello, realizar una auditoria previa ayuda a definir cómo plantear esa renovación que haga crecer nuestro negocio. Cambiar nuestra página web puede parecer un salto gigantesco, pero igual de gigante será el resultado del cambio.

  • ¿Necesitas ayuda para renovar la página web de tu empresa? Puedes ponerte en contacto con nosotros, ¡estaremos encantados de ayudarte!