La tienda online es la tendencia del momento. Las cifras son inequívocas: la venta online en España ha recibido un empujón por la pandemia del COVID 19 y todo indica que, esta vez, definitivamente, las tiendas online se quedan. Según datos de la Escuela de Negocios  EAE, un 30% de los encuestados asegura que comprará más por Internet a raíz de haberse familiarizado con esta práctica durante el confinamiento.

Al otro lado de los consumidores, se encuentran las empresas que durante la pandemia han visto cómo muchos de sus competidores mantenían la actividad a través de sus tiendas online, y han decidido ponerse manos a la obra para implementar esta herramienta de venta.

Las dudas que asaltan a los menos familiarizados en este entorno suelen ser casi siempre las mismas. Nuestro departamento de diseño y programación las ha resumido en estas diez cuestiones básicas.

1. ¿Cómo creo mi tienda online?

Lo primero es tener claro que, de la misma manera que no pondrías tú los ladrillos de tu tienda física, debes recurrir a profesionales que diseñen tu ecommerce adecuadamente, adaptando la plataforma a tus necesidades y a la estética de tu negocio.

Quieres una tienda online personalizada, que facilite la compra, en la que se encuentren los productos y que proporcione una experiencia satisfactoria. Y que sea escalable, esto es, que crezca a medida que lo hace tu negocio. 

Nuestro consejo es que no te dejes tentar por ofertas que te aseguran que puedes construir tú mismo una tienda online (a no ser que tengas conocimientos o experiencia en ello, claro). Ya lo dice el refranero de muchas formas diferentes. “Zapatero a tus zapatos” y “lo barato sale caro” son las dos caras de la misma situación. Algo que también sucede con las páginas web tipo “do it yourself” y que hacen que las carencias con las que nacen sean irreparables e impidan conseguir los objetivos que se persiguen.

2. ¿Qué necesito para hacer mi tienda online?

Un documento, tipo excell (¿fácil no?), en el que estén recogidos todos los productos que vayas a vender, ordenados por categorías, tipos, colores, precios, unidades… Campos que definirán la estructura de tu tienda online y que habrá que organizar convenientemente para facilitar la navegación. 

Esta información puede extraerse de los sistemas de gestión que habitualmente se emplean para la venta en tiendas físicas y gestión de stock. Y necesitas fotografías. Varias imágenes de cada uno de los productos, desde ángulos diferentes, para que tus futuros compradores vean con el mayor detalle posible el producto que buscan.

3. ¿Qué es el CMS y cuál necesito para mi tienda online?

El CMS (siglas de Content Management System) es un software desarrollado para que tú mismo, tras una breve formación que nosotros te damos -además de un periodo en el que te ayudaremos a solventar dudas y problemas-  puedas gestionar los contenidos de tu web o tienda online sin conocimientos de programación. Eso sí, antes, un programador deberá desarrollar esa página web o ecommerce con el CMS más apropiado. Los más utilizados para tiendas online son Prestashop, WooCommmerce y Shopify, entre otros. Hay muchas modalidades, pero su elección depende de las necesidades de tu ecommerce. Deben valorarse aspectos relevantes como su facilidad de uso, capacidad de personalización, escalabilidad y, lo más importante, su coste.

 Así, tienes un CMS como WooCommerce que, aunque no es un ecommerce nativo, es muy sencillo de utilizar para un usuario habitual de wordpress; otra alternativa es  Prestashop o Magento, un CMS específico para tiendas online. Es más complejo, pero con mayores posibilidades de personalización, facilidad para gestionar productos y facturación de manera masiva, integración con los principales sistemas de stock y software de gestión y una gran escalabilidad que lo hace ideal para grandes tiendas online.

 Si no quieres muchas complicaciones, Shopify es una plataforma ecommerce con todo integrado, multitud de apps disponibles para todo tipo de gestiones y con la que te olvidas de los mantenimientos y actualizaciones continuos. Porque sí, un ecommerce necesita de un mantenimiento y actualizaciones continuas (y no nos referimos a los contenidos). 

4. ¿Que pasarela de pago elijo para mi tienda online? 

Después de haber conseguido que los usuarios entren en tu página y se hayan decidido a comprar, el paso más importantes es que la pasarela de pago funcione bien y sea segura. 

Hay muchas posibilidades y cada una tiene sus pros y sus contras. Lo primero es decidir qué opciones de pago quieres dar y es evidente que cuanto más fácil sea para el usuario más posibilildades tienes de que finalice la compras. Ten en cuenta que el 46%  de los abandonos de carrito se producen en la etapa de pago.

Lo más básico es implementar una plataforma de pago que conecte con tu banco habitual a través de Redsys. La integración, aunque ha mejorado mucho, todavía suele ser compleja y no olvides que tendrás que negociar con tu entidad bancaria habitual las famosas comisiones por cada transacción

Añadir otras alternativas como Paypal, Stripe, Amazon Pay es muy aconsejable. Son muy fáciles de implementar, tienen unos controles de seguridad muy altos, pero también tienen comisiones extras que tendrás que contemplar. 

Algunas plataformas llevan incorporadas su propia pasarela de pago. Tienen su propias comisiones, pero la ventaja es su facilidad de configuración y gestión, la seguridad, la protección frente al fraude y con las que puedes estar tranquilo en el control de los pagos.

Nuestro consejo es analizar el tipo de ecommerce que necesitas, la cantidad de productos, el coste de los mismos y por supuesto valorar todas las opciones. Los estudios previos que realizamos te permitirán que hagas tus propios cálculos antes de decidirte por una solución.

5. ¿Tengo que tener una estrategia SEO?

La respuesta es sí. Y la estrategia abarca aspectos más amplios que ese, pero no te asustes. Esta estrategia global proviene de algo tan básico, y que seguro has hecho, como conocer a fondo a  tu competencia.

De ese análisis, en el que nuestro equipo también puede ayudarte, obtendrás información muy interesante: sus productos más vendidos; las técnicas de marketing y descuentos que emplean; la periodicidad de sus newsletters; cómo llevan el tráfico a su tienda online, etc.

Es importante saber qué búsquedas realizarán tus posibles clientes, en cuáles tienes que posicionarte, qué palabras clave emplear y adaptar tus contenidos y descripciones en función de ellas.

6. Ya tengo mi tienda online ¿cómo atraigo a mis compradores?

Si esta labor la dejas en manos de profesionales, te aseguramos que obtendrás resultados a corto plazo. Pero si por ahora solo buscas información, para nosotros hay cuatro elementos que, bien gestionados, los atraerán sin problemas: 

  • Una cuidada política de contenidos, a través de un blog que aborde temas de interés relacionados con el sector de tus productos: consejos, tips, aplicaciones, usos…
  • Captación de tráfico cualificado a través de redes sociales. Una presencia y gestión profesional de redes sociales es imprescindible para dar a conocer tus productos. Más todavía si configuramos adecuadamente herramientas de compra directa como Facebook e Instagram shopping. 
  • Campañas periódicas de emailing con descuentos, información.. a tu base de datos, a la que se irán incorporando tus nuevos clientes.
  • Publicidad pagada en Redes Sociales para vencer el alcance orgánico e impactar a todos aquellos que hayan interactuado con tus perfiles sociales y en tu web (siempre que tengas implementadas las herramientas y códigos precisas para ello).

Si quieres saber más sobre cualquiera de estos aspectos,

7. ¿Quién me da los datos de los carritos abandonados? ¿Cómo genero los emailes para recordar al usuario que hay una compra pendiente?

La recuperación de carritos abandonados se ha convertido en una implementación básica necesaria en un ecommerce. Estos correos electrónicos están diseñados para enviarse a los clientes que han dejado artículos en su carrito pero no han finalizado su compra y con ellos se les anima a hacerlo. Su envío tiene una tasa de recuperación de un 6% y es por ello que no se debe olvidar a la hora de configurar tu tienda online. Algunas opciones de tienda online tienen todo integrado, pero la mayoría de las plataformas no disponen de este recurso, por lo que se deben usar  módulos de terceros que hay que configurar y que, en la mayoría de los casos, tienen un coste añadido.

8. ¿Hay algo más que pueda hacer para vender?

Por supuesto. Siempre se pueden generar diferentes estrategias para aumentar ventas. Nuestro equipo, por ejemplo, se encarga de procesar todas las métricas que nos da el entorno digital: tráfico a ecommerce y su procedencia (redes sociales, blog, campañas de anuncios…); artículos que mejor se han vendido; interacciones con las publicaciones de los productos; productos más valorados… para modificar, implementar o rehacer las acciones diseñadas hasta el momento y elevar su eficacia. 

También podemos ofrecerte campañas de Google Adwords, configurar otros canales de venta como Google Shopping, habilitar la venta en Amazon, planificar lanzamientos a medios para dar notoriedad a tu marca, negociar acciones con microinfluencers… Hay mucho que sabemos hacer para ayudarte.

9. ¿Cuánto puede costarme poner en marcha mi tienda online?

Una cantidad muy razonable y adaptada a la situación en la que nos encontramos.
Lo importante es conocer bien tu producto y sus posibilidades y analizar bien todas las opciones y costes. Nuestro consejo es que te pongas en mano de profesionales que te ayuden a elegir bien.
Rellena este formulario, cuéntanos cómo te gustaría que fuera tu tienda online  y te damos precio en unas horas.

10. ¿En cuánto tiempo puedo tener mi tienda online funcionando?

Muy pronto, si cumples el punto 2 de este decálogo, en cinco días puedes tener tu ecommerce profesional y adaptado a las necesidades específicas de tu tienda online.